¿Cómo pedir ayuda al Espíritu Santo?

Pide ayuda al espíritu santo verso

¿Qué se necesita para iniciar una relación con Dios? ¿Necesitas dedicarte a obras religiosas desinteresadas? ¿Debes convertirte en una mejor persona para que Dios te acepte? Aprende cómo puedes conocer a Dios personalmente.

Estamos llenos del Espíritu Santo por la fe. ¿Cómo te convertiste en cristiano? Por la fe. “Por gracia habéis sido salvados mediante la fe -y esto no procede de vosotros, sino que es un don de Dios-, no por obras, para que nadie pueda gloriarse” (Efesios 2:8-9, Nueva Versión Internacional 1984). “Así que, de la misma manera que habéis recibido a Cristo Jesús como Señor, seguid viviendo en él” (Colosenses 2:6, NVI 1984).

Usted recibe a Cristo por la fe. Vives por la fe. Todo lo que recibes de Dios, desde el momento de tu nacimiento espiritual hasta tu muerte, es por fe. ¿Quieres ser lleno del Espíritu Santo? Puedes ser llenado ahora mismo, por la fe.

No tienes que rogarle a Dios que te llene con Su Espíritu Santo. No tienes que hacer un trueque con Él ayunando o llorando o rogando o suplicando. Durante un largo período de tiempo, ayuné y clamé a Dios por Su plenitud. Entonces, un día, descubrí en las Escrituras que el “justo vivirá por la fe” (Romanos 1:7, versión King James). No se gana la plenitud de Dios. La recibes por la fe.

¿Cómo rezo para que me ayude el Espíritu Santo?

Llena mi corazón con un temor santo y un gran amor por Él. Dame compunción y paciencia, y no me dejes caer en el pecado. Aumenta en mí la fe, la esperanza y la caridad, y haz brotar en mí todas las virtudes propias de mi estado de vida. Ayúdame a crecer en las cuatro virtudes cardinales, en tus siete dones y en tus doce frutos.

¿Puedes pedir el Espíritu Santo?

Al pedirle a Dios su Espíritu Santo, debemos ofrecerle nuestros deseos de corazón. Cuando nos presentamos ante Dios para pedirle su Espíritu Santo, debemos ser debidamente conscientes de lo necesaria y excelente que es esta bendición, y expresar a Dios los deseos internos y el aliento de nuestras almas por él.

¿Cómo se siente el Espíritu Santo?

Para ellos, el Espíritu Santo puede producir un sentimiento sutil de gratitud, paz, reverencia o amor (véase Gálatas 5:22-23). Las Escrituras también describen al Espíritu Santo como un “ardor” en el pecho (véase Doctrina y Convenios 9:8-9). Pero la intensidad o el grado de ese “ardor” puede ser diferente para todos.

Oración simple al espíritu santo

Si estás familiarizado con el cristianismo, probablemente habrás oído hablar del Espíritu Santo, pero ¿qué es y cómo entra a formar parte de tu vida? Los teólogos han llenado páginas incalculables con sus pensamientos sobre el tema, pero la respuesta más sencilla es que el Espíritu Santo es la presencia de Dios, y fue enviado para guiarnos después de que Jesús ascendiera al cielo. Usted recibirá el Espíritu Santo después de salvarse y convertirse en cristiano. Sin embargo, aprender a reconocer cuando el Espíritu se está moviendo en usted puede tomar un poco de práctica.

Resumen del artículoPara recibir el Espíritu Santo según la Biblia, debes arrepentirte de tus pecados y bautizarte. Para arrepentirse de sus pecados, debe confesarlos a Dios y alejarse de ellos, dedicándose a seguir la voluntad de Dios. Después de entregar tu vida a Dios, puedes ser bautizado, que es cuando un creyente se sumerge bajo el agua para significar el comienzo de una nueva vida. Una vez que te hayas arrepentido y bautizado, ruega a Dios que te envíe el Espíritu Santo. Siga leyendo para saber cómo puede actuar el Espíritu Santo en su vida.

Oraciones de intercesión del Espíritu Santo

Para los cristianos, la mayoría de las oraciones se dirigen a Dios Padre o a su Hijo, Jesucristo, la segunda persona de la Trinidad cristiana. Pero en las escrituras cristianas, Cristo también dijo a sus seguidores que enviaría su espíritu para guiarnos siempre que necesitaran ayuda, por lo que las oraciones cristianas también pueden dirigirse al Espíritu Santo, la tercera entidad de la Santísima Trinidad.

Muchas de estas oraciones consisten en peticiones de orientación y consuelo generales, pero también es habitual que los cristianos recen para pedir una intervención muy específica, para obtener “favores”. Las oraciones al Espíritu Santo para el crecimiento espiritual general son particularmente apropiadas, pero los cristianos devotos pueden rezar, y a veces lo hacen, para obtener una ayuda más específica, por ejemplo, pidiendo un resultado favorable en los negocios o en el rendimiento deportivo.

Oh Espíritu Santo, Tú eres la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Eres el Espíritu de la verdad, del amor y de la santidad, que procede del Padre y del Hijo, y que es igual a Ellos en todas las cosas. Te adoro y te amo con todo mi corazón. Enséñame a conocer y a buscar a Dios, por quien y para quien he sido creado. Llena mi corazón de un santo temor y de un gran amor por Él. Dame compunción y paciencia, y no me dejes caer en el pecado.

Oración diaria al espíritu santo

Es de dominio público que los miembros de la secta pentecostal creen que Dios bombea constantemente oleadas milagrosas del Espíritu Santo en respuesta a sus oraciones. Con las manos levantadas, suplican: “Señor, envía el poder justo ahora”, petición que suele ir seguida de violentas sacudidas que se asemejan a una electrocución.

Uno de los pasajes empleados para reforzar este concepto es Lucas 11:13. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan”.

Las Escrituras no enseñan, ni aquí ni en ninguna otra parte, que el Señor, en respuesta a la oración, infunda sobrenaturalmente a sus hijos el Espíritu Santo. De hecho, numerosos textos bíblicos se oponen rotundamente a tal opinión. ¿Qué significa entonces este pasaje?

La respuesta se encuentra en la referencia paralela en el relato de Mateo. Allí, el apóstol registra estas palabras: “… cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le pidan” (7:11).

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad