¿Cómo saber si un adulto tiene TDAH?

¿Cómo saber si un adulto tiene TDAH?

Síntomas del TDAH adultos mujer

Diagnóstico del TDAH en adultosSiempre pierdes las llaves, sientes que nunca puedes terminar nada en el trabajo, o tal vez un familiar te ha dicho “podrías tener TDAH”.    Sea cual sea el motivo, obtener un diagnóstico adecuado del TDAH es el primer paso para conseguir un tratamiento.    Es importante para conseguir, en última instancia, el control de los síntomas que causan estragos en tu vida, tanto personal como profesionalmente.

Encontrar un profesional de la salud mental cualificadoEncontrar un clínico que esté especialmente familiarizado con el TDAH es clave para un buen diagnóstico.  Buscar en los centros hospitalarios y universitarios, obtener referencias de su médico u obtener sugerencias de los miembros de los grupos de apoyo son formas de comenzar su búsqueda. No te desanimes si tienes que buscar fuera de tu ciudad para encontrar a alguien que cumpla con estos requisitos.

DSM-5La Asociación Americana de Psiquiatría proporciona directrices clínicas para el diagnóstico del TDAH en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-5).    Este manual proporciona los síntomas que el médico buscará en su diagnóstico.

¿Cómo se siente el TDAH en la edad adulta?

Los síntomas incluyen una incapacidad para concentrarse, distraerse fácilmente, hiperactividad, poca capacidad de organización e impulsividad. No todas las personas que tienen TDAH presentan todos estos síntomas. Varían de una persona a otra y tienden a cambiar con la edad.

¿Qué puede desencadenar el TDAH en los adultos?

Los desencadenantes más comunes son: el estrés, la falta de sueño, ciertos alimentos y aditivos, la sobreestimulación y la tecnología. Una vez que reconozcas qué es lo que desencadena tus síntomas de TDAH, podrás hacer los cambios necesarios en tu estilo de vida para controlar mejor los episodios.

¿Cómo hacen los médicos para detectar el TDAH?

Para diagnosticar el TDAH, su hijo debe someterse a un examen físico completo, que incluya pruebas de visión y audición. Además, la FDA ha aprobado el uso del Sistema de Evaluación Neuropsiquiátrica Basada en EEG (NEBA), una exploración no invasiva que mide las ondas cerebrales theta y beta.

TDAH no tratado

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en adultos es una condición relativamente común, a menudo no reconocida. Afecta al 4,4% de los adultos de EE.UU., pero la mayoría de los adultos con TDAH viven con los síntomas y sufren los efectos, a menudo devastadores, del TDAH en sus vidas sin identificar el origen de sus luchas. En cambio, sus dificultades se atribuyen a sus propios defectos. Una vez diagnosticados, muchos adultos se alegran de saber que no tienen un defecto de carácter, como se describe acertadamente en el título de un popular libro sobre el TDAH, “¿Quieres decir que no soy perezoso, estúpido o loco?” (un libro clásico para adultos con TDAH).

Muchos adultos que padecen TDAH sin tratar evitan el diagnóstico o el tratamiento debido al estigma negativo asociado al TDAH. Mucha gente descarta el TDAH por considerarlo poco más que una pereza que las empresas farmacéuticas consideran una oportunidad de marketing. Sin embargo, muchos años de investigación científica confirman que el TDAH en adultos existe, y que el TDAH disminuye la calidad de vida de los adultos.

Independientemente del estigma que rodea al TDAH, es preferible conocer el TDAH del adulto a luchar sin saberlo. Con un diagnóstico preciso, hay muchas opciones de tratamiento y estrategias de afrontamiento disponibles. El TDAH no es un trastorno de “talla única” y hay que tener en cuenta muchos factores antes de hacer un diagnóstico definitivo y encontrar un tratamiento adecuado.

Adhd síntomas desconocidos

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Qué es el adhd

El TDAH, también llamado trastorno por déficit de atención, es un trastorno de la conducta, generalmente diagnosticado por primera vez en la infancia, que se caracteriza por la falta de atención, la impulsividad y, en algunos casos, la hiperactividad. Estos síntomas suelen aparecer juntos; sin embargo, uno de ellos puede aparecer sin los otros.

Los síntomas de hiperactividad, cuando están presentes, son casi siempre evidentes a la edad de 7 años y pueden estar presentes en preescolares muy jóvenes. La falta de atención o el déficit de atención pueden no ser evidentes hasta que el niño se enfrenta a las expectativas de la escuela primaria.

El TDAH es una de las áreas más investigadas de la salud mental de niños y adolescentes. Sin embargo, aún se desconoce la causa exacta del trastorno. Las pruebas disponibles sugieren que el TDAH es genético. Se trata de un trastorno biológico de base cerebral. En los niños con TDAH se encuentran niveles bajos de dopamina (una sustancia química del cerebro), que es un neurotransmisor. Los estudios de imágenes cerebrales realizados con escáneres PET (tomografía por emisión de positrones; una forma de imagen cerebral que permite observar el cerebro humano en funcionamiento) muestran que el metabolismo cerebral de los niños con TDAH es menor en las áreas del cerebro que controlan la atención, el juicio social y el movimiento.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad