¿Cómo se debe tratar a un niño con TDAH?

¿Cómo se debe tratar a un niño con TDAH?

Síntomas del TDAH en los niños

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Puede ser duro saber que no hay cura para el TDAH. Pero los síntomas pueden ser manejados y tratados con éxito. Con un tratamiento adecuado, puede esperar ver mejoras en su rendimiento escolar o laboral, y puede notar que sus relaciones, confianza y autoestima también mejoran.

Aunque el tratamiento del TDAH se asocia a menudo con medicamentos recetados, no es el único tratamiento disponible. La terapia, las adaptaciones especiales, el entrenamiento en habilidades sociales y los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a reducir los síntomas del TDAH.

La medicación es el tratamiento más común para el TDAH. Si a usted o a su hijo se les prescribe una medicación, es importante controlar los síntomas e informar de cualquier efecto secundario. Con esta información, su médico puede ajustar la prescripción hasta encontrar la dosis terapéutica adecuada.

¿Cuáles son las 4 formas de tratar el TDAH?

Tratamiento. Los tratamientos estándar para el TDAH en adultos suelen incluir medicación, educación, entrenamiento de habilidades y asesoramiento psicológico. Una combinación de estos elementos suele ser el tratamiento más eficaz. Estos tratamientos pueden ayudar a controlar muchos síntomas del TDAH, pero no lo curan.

¿Qué necesita un niño con TDAH?

Los niños con TDAH necesitan reglas coherentes que puedan entender y seguir. Haga que las normas de comportamiento de la familia sean sencillas y claras. Escriba las reglas y cuélguelas en un lugar donde su hijo pueda leerlas fácilmente. Los niños con TDAH responden especialmente bien a los sistemas organizados de recompensas y consecuencias.

¿Empeora el TDAH con la edad?

¿Empeora el TDAH con la edad? El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) no suele empeorar con la edad si la persona es consciente de sus síntomas y sabe cómo manejarlos.

Tratamiento sin medicación para el niño con TDAH

¿Su hijo tiene dificultades para concentrarse en una actividad o parece impulsivo en su comportamiento? Cuando los síntomas son lo suficientemente graves y causan problemas continuos en más de un área de la vida de su hijo, podría ser un signo de un trastorno neuroconductual, como el TDAH.

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) es una enfermedad crónica que afecta a millones de niños y a menudo se prolonga hasta la edad adulta. El TDAH incluye una combinación de problemas persistentes, como la dificultad para mantener la atención, la hiperactividad y el comportamiento impulsivo.

Los niños con TDAH también pueden tener problemas de baja autoestima, ansiedad escolar, relaciones problemáticas y bajo rendimiento escolar. A veces los síntomas disminuyen con la edad. Sin embargo, algunas personas nunca superan por completo los síntomas del TDAH. Sin embargo, pueden aprender estrategias para tener éxito.

El TDAH se diagnostica con más frecuencia en los niños que en las niñas, pero las investigaciones sobre el TDAH en la edad adulta sugieren un equilibrio casi equitativo entre hombres y mujeres. La tasa de diagnóstico más baja entre las mujeres en la infancia puede deberse a que las niñas con TDAH son más propensas que los niños a tener la forma desatenta del TDAH y es menos probable que muestren problemas evidentes.

Tratamiento del TDAH para niños

Los síntomas del TDAH tienden a notarse a una edad temprana y pueden hacerse más evidentes cuando las circunstancias del niño cambian, como cuando empiezan a ir al colegio. La mayoría de los casos se diagnostican cuando los niños tienen entre 6 y 12 años.

Sin embargo, si cree que el comportamiento de su hijo es diferente al de la mayoría de los niños de su edad, debería plantear su preocupación al profesor, al coordinador de necesidades educativas especiales (SENCO) del colegio o al médico de cabecera.

Se desconoce la causa exacta del TDAH, pero se ha demostrado que es un trastorno hereditario. La investigación también ha identificado una serie de posibles diferencias en los cerebros de las personas con TDAH en comparación con los que no tienen la condición.

Por ejemplo, algunas personas con esta enfermedad pueden tener problemas de falta de atención, pero no de hiperactividad o impulsividad. Esta forma de TDAH también se conoce como trastorno por déficit de atención (TDA). A veces, el TDA puede pasar desapercibido porque los síntomas pueden ser menos evidentes.

El TDAH es un trastorno del desarrollo; se cree que no puede desarrollarse en los adultos sin que aparezca primero durante la infancia. Pero se sabe que los síntomas del TDAH suelen persistir desde la infancia hasta la adolescencia y luego la edad adulta.

¿Se puede curar el TDAH?

Cuando a un niño se le diagnostica un trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), los padres suelen tener dudas sobre qué tratamiento es el adecuado para su hijo. El TDAH puede controlarse con el tratamiento adecuado. Hay muchas opciones de tratamiento, y lo que mejor funciona puede depender de cada niño y de cada familia.    Para encontrar las mejores opciones, se recomienda que los padres trabajen estrechamente con otras personas involucradas en la vida de su hijo: proveedores de atención médica, terapeutas, maestros, entrenadores y otros miembros de la familia.

Para los niños con TDAH menores de 6 años, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda la formación de los padres en el manejo de la conducta como primera línea de tratamiento, antes de probar la medicación. En el caso de los niños de 6 años o más, las recomendaciones incluyen la medicación y la terapia conductual conjuntamente: formación de los padres en el manejo de la conducta para los niños de hasta 12 años y otros tipos de terapia conductual y formación para los adolescentes.    La escuela también puede formar parte del tratamiento. Las recomendaciones de la AAP también incluyen la incorporación de la intervención conductual en el aula y los apoyos escolares.    Aprenda más sobre cómo el entorno escolar puede formar parte del tratamiento.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad