¿Cuándo se considera vivienda en despoblado?

Qué ocurre cuando una casa se considera inhabitable

La palabra “insalubre” es de uso común en las conversaciones cotidianas: todos hemos visto baños públicos sucios o hemos dejado que la ropa sucia se acumule más de lo debido. Pero, ¿cuándo una vivienda pasa de ser simplemente sucia a ser insegura? ¿Cómo pueden los propietarios evitar que sus viviendas sean inhabitables?

Dependiendo de la situación, puede bastar con una o varias de estas condiciones insalubres para crear una situación en la que una propiedad se considere insegura y, por tanto, inhabitable. Sin embargo, las dos situaciones, insalubridad e inhabitabilidad, no son excluyentes. Por ejemplo, una vivienda con una caldera que no funciona bien durante los meses más fríos puede considerarse inhabitable pero no insalubre; por el contrario, una casa con un tejado o unos cimientos en mal estado que dejan huecos para que el moho, los roedores y los insectos infesten la vivienda, puede ser tanto insegura como inhabitable.

A veces, el propio propietario o inquilino puede ser el responsable de que una vivienda sea insalubre o insegura. Programas de televisión como Hoarders y Hoarding: Buried Alive han llevado el grave tema del acaparamiento al primer plano de los medios de comunicación. Según la Clínica Cleveland, se calcula que entre el 2% y el 6% de la población estadounidense padece un trastorno de acumulación.

¿Qué necesita una casa para ser considerada habitable?

Definir la habitabilidad

La FEMA define una vivienda habitable como aquella que es segura, higiénica y funcional y que no presenta riesgos causados por el desastre para sus ocupantes. Según esta definición, una casa puede tener daños por huracán pero seguir siendo habitada mientras se realizan las reparaciones.

¿Qué significa tierra inhabitable?

: no ocupado o habitado por personas : no habitado una isla/casa deshabitada.

¿Qué hace que una casa sea inhabitable en Illinois?

La propiedad no es inhabitable simplemente por violaciones menores del código de construcción. En cambio, el defecto en la propiedad debe hacer que una persona razonable considere la propiedad inhabitable para que exista una infracción. El defecto debe ser de naturaleza tan sustancial como para hacer que las instalaciones sean inseguras o insalubres.

Derechos de los inquilinos si la casa es inhabitable

Uno de los derechos más importantes de los inquilinos es que el propietario mantenga la vivienda en condiciones de habitabilidad. Esto no significa que el arrendador tenga que limpiar después de usted. Sin embargo, sí significa que tienes derecho a vivir en un lugar que no se esté cayendo a pedazos. Esto puede incluir peligros, como infestaciones, agujeros en el suelo o las paredes, electricidad expuesta o una caldera rota en invierno. La televisión por cable que no funciona o los electrodomésticos anticuados no suelen hacer que un alquiler sea inhabitable, a menos que haya una condición peligrosa asociada a ellos, como una fuga de gas.

Si usted, el inquilino, daña la propiedad más allá del desgaste normal, el propietario puede cobrarle el coste de las reparaciones. Para proteger su depósito de seguridad, es conveniente que realice una cuidadosa inspección de las instalaciones antes de firmar un contrato de alquiler o de mudarse. Si toma nota de las imperfecciones existentes, puede evitar ser responsable de ellas cuando se mude.

Si el arrendador ha sido notificado de un problema en la propiedad y no hace las reparaciones, usted tiene varias opciones. Puede retener una parte de su alquiler, contratar a un profesional para que haga las reparaciones y luego deducir el coste de las mismas de su alquiler. Si el problema es importante, puede tener derecho a romper el contrato de alquiler y mudarse. Sin embargo, el inquilino es responsable de informar al propietario sobre las reparaciones necesarias lo antes posible, y antes de tomar cualquiera de las medidas anteriores.

Casa inhabitable

Inquilinos y propietarios – garantía de habitabilidad – incumplimiento de la garantía – recursos de los inquilinos. Según la ley actual, la garantía de habitabilidad (garantía) está implícita en todo contrato de alquiler de una vivienda. La ley establece que, excepto en los casos en que la condición se basa en la presencia de moho, un propietario comete un incumplimiento de la garantía (incumplimiento) si el local residencial es:

En los casos en los que los locales residenciales tienen moho asociado a la humedad, o cuando existe cualquier otra condición que hace que los locales residenciales sean húmedos, condición que, si no se remedia, podría interferir materialmente con la vida, la salud o la seguridad de un inquilino, el propietario comete un incumplimiento si no lo hace:

La ley establece que si la misma condición que causó sustancialmente un incumplimiento se repite dentro de los 6 meses siguientes a la reparación o remediación de la condición, que no sea una condición que simplemente implica un aparato que no funciona, el inquilino puede rescindir el contrato de alquiler 14 días después de proporcionar al propietario una notificación escrita o electrónica de la intención del inquilino de hacerlo. En el caso de una condición que simplemente implique un aparato que no funcione, si el propietario remedia la condición dentro de los 14 días siguientes a la recepción de la notificación, el inquilino no podrá rescindir el contrato de alquiler.

Cómo se llama cuando una casa no es habitable

Aunque los inquilinos deben informar a los propietarios de las reparaciones que deben hacerse, si el propietario no cumple, tienen todo el derecho a marcharse o a retener el alquiler. Dejar una vivienda en condiciones inhabitables no sólo afectará al inquilino, sino también a su negocio de alquiler. Los inquilinos tienen una garantía implícita de habitabilidad, por lo que los propietarios deben estar siempre al tanto de las condiciones de sus propiedades.

Hay muchas formas en que un alquiler puede ser inhabitable, como la falta de un techo o una grave infestación de plagas. Las leyes estatales y los códigos locales de vivienda establecen obligaciones específicas para el propietario que exigen condiciones de habitabilidad. Por lo general, el arrendador está obligado a:

Cuando el ambiente de una unidad se vuelve peligroso para la salud, se considera que el alquiler es inhabitable. Las infestaciones de plagas, por ejemplo, pueden ser muy peligrosas, teniendo en cuenta los grandes riesgos que suponen para la salud. Las plagas, como las cucarachas, suelen ser portadoras de enormes cantidades de bacterias y se sabe que propagan enfermedades infecciosas. Otros riesgos para la salud, como el moho y el amianto, pueden hacer que una vivienda sea inhabitable, al provocar problemas respiratorios y enfermedades graves.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad