¿Qué debe tener un contrato de construcción?

¿Qué debe tener un contrato de construcción?

Lista de comprobación de los contratos de construcción

Existen tres tipos principales de contratos de construcción, que se identifican según el mecanismo de cálculo de la suma que debe pagar el empresario: los contratos a tanto alzado, los contratos a medida y los contratos de costes reembolsables. Los distintos tipos varían principalmente en cuanto a quién asume los riesgos, qué parte debe pagar los sobrecostes y qué parte puede quedarse con los ahorros si los costes del proyecto son inferiores a los estimados[3].

En un contrato a tanto alzado, el propietario se compromete a pagar al contratista una cantidad global determinada tras la finalización de los trabajos, sin un desglose de costes[8][9] Una vez finalizados los trabajos, no es necesario realizar una medición detallada.

En el contrato a tanto alzado, el contratista realiza el trabajo completo según el plan y las especificaciones por una cantidad fija determinada según el acuerdo. El propietario proporciona la información necesaria y el contratista cobra una cantidad determinada. Este contrato es adecuado cuando el número de elementos es limitado o cuando es posible calcular las cantidades exactas de trabajo que deben ejecutarse. Las especificaciones detalladas de todos los elementos de trabajo, los planos y los dibujos de detalle, el depósito de seguridad, la penalización, el progreso y otras condiciones del contrato se incluyen en el acuerdo. Aunque se trata de un contrato a tanto alzado y programado, se pagará al contratista con un intervalo regular de 2 a 3 meses según el progreso del trabajo sobre la base de un certificado emitido por el ingeniero responsable. En el contrato se incluye una tarifa programada para el pago de los elementos adicionales.

¿Cuál es el contrato de construcción más común?

Los contratos de construcción a precio fijo, también denominados comúnmente contratos de “suma fija” o “suma estipulada”, son los tipos más comunes de contratos de construcción. Como su nombre indica, en un contrato de precio fijo un contratista se compromete a construir un proyecto por un precio “fijo” o acordado.

¿Qué hace que un contrato de construcción sea válido?

Un contrato de construcción válido debe cumplir los distintos elementos exigidos a todos los acuerdos jurídicamente vinculantes. En el sector de la construcción, las partes típicas de un contrato son un contratista y un comprador.

¿Qué tipo de contrato es más arriesgado para el contratista?

1. Precio fijo. El tipo de contrato más común es el de precio fijo, también conocido como contrato a tanto alzado o de suma estipulada. Los contratos a precio fijo conllevan más riesgo para los contratistas que para los propietarios.

Condiciones de construcción de viviendas

Los contratos estándar de construcción, o acuerdos de construcción, son documentos que ponen por escrito las obligaciones de ambas partes, de modo que el cliente sabe lo que debe esperar en cuanto al trabajo, y el contratista de la construcción sabe lo que debe esperar en términos de pago.

Muchos trabajos, incluso los de mayor envergadura, suelen acordarse en un contrato de tan sólo dos páginas, pero esto puede ser arriesgado. Si el proyecto no sale como estaba previsto, ya sea por sobrecostes, retrasos excesivos, trabajos de calidad inferior o cualquier otra cosa, habrá poca documentación para resolver cualquier disputa contractual.

La falta de documentación es perjudicial para ambas partes: el contratista podría no recibir el pago por el trabajo realizado y el cliente podría no recibir el trabajo por el que pagó. Además, si no se establecen términos claros desde el principio, existe un mayor riesgo de que las disputas menores se conviertan en mayores, incluso en demandas.

Los contratos de construcción facilitados o redactados por organizaciones de contratistas de la construcción, como la Associated General Contractors of America (AGC), se inclinan a favor del contratista, mientras que los elaborados por el American Institute of Architects (AIA) establecen términos más favorables para los propietarios. Sin embargo, cualquiera de ellos esbozará los detalles correctos del proyecto, lo que facilitará el trabajo a todos los implicados.

Contrato estándar de construcción

1 Tipo de contrato 2 El tiempo es esencial 3 Daños y perjuicios 4 Seguro y fianza de cumplimiento 5 Indemnización 6 Calendario de pagos 7 Garantías y prescripción 8 Cláusula de rescisión 9 Mediación/arbitraje y honorarios de los abogados Hablemos de su proyecto – Haga clic para llamarHablemos de su proyecto – Programe una videoconsulta gratuitaEl propósito de este artículo es identificar los elementos, términos y disposiciones que un propietario debe buscar y/o incluir en cualquier contrato de construcción celebrado con un contratista general y/o un subcontratista.

En el momento en que usted ha llegado al punto en que está listo para ejecutar un contrato por escrito, se supone que ya ha pasado por los pasos necesarios para asegurarse de que su contratista tiene licencia, fianza, es competente para realizar el trabajo en el que lo está contratando y tiene un precio razonable. Una vez que se han completado las comprobaciones de antecedentes previas al contrato, es imperativo que el contrato de construcción contenga ciertos términos y condiciones fundamentales para que todas las partes comprendan sus derechos, deberes y obligaciones en virtud del contrato.

Contrato de construcción pdf

Los detalles de un contrato de construcción son fundamentales para el éxito de un proyecto de construcción. Por esta razón, es imperativo asegurarse de que un abogado de la construcción de Tampa revise su contrato para confirmar que está escrito de una manera que no sólo es claro y justo para todas las partes involucradas, pero lo más importante, está diseñado para proteger a usted y sus mejores intereses.

Aunque este es un elemento que a menudo se incluye en la mayoría de los contratos de construcción, muchas personas tienden a pasar por alto la necesidad de los detalles. Esta área del contrato debe explicar con gran detalle los servicios que se van a prestar, incluyendo una descripción de los materiales, la calidad, el grado, el calendario de trabajo y otras especificaciones pertinentes para la construcción de la propiedad.

Esta es un área de un contrato de construcción que debe estar clara y simplemente establecida. No debe haber confusión en cuanto al coste de los servicios incluidos y el coste de los servicios que van más allá del alcance del proyecto. El calendario de pagos, el importe que se debe pagar y las condiciones de pago también deben estar claramente descritos en esta sección del contrato.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad