¿Quién controla a los administradores de edificios?

¿Quién controla a los administradores de edificios?

Sistema de gestión de edificios

La automatización eficaz y coherente de los sistemas mecánicos y las condiciones ambientales de su edificio puede ser compleja. Deje que se lo hagamos fácil. Tanto si necesita una actualización como si se trata de una nueva construcción, le ayudaremos a tener su sistema de gestión de edificios bajo control.

Sus clientes quieren poder mantener a los usuarios de sus edificios cómodos, seguros y productivos. Cumplir la última legislación sobre rendimiento energético. Y reducir tanto la huella energética del edificio como sus costes.

Nuestros controles inteligentes pueden supervisar la ocupación del edificio, las ganancias solares, las temperaturas del aire exterior e incluso el uso de las habitaciones, lo que permite a los usuarios encontrar el equilibrio ideal entre el confort de los usuarios y la eficiencia energética, y mantener bajos los costes de energía.

Los datos se suben a la nube, donde nuestros algoritmos y análisis de IA pueden evaluar las tendencias como nunca antes y ofrecer una imagen detallada de cómo vive y respira un edificio, de modo que podamos optimizar continuamente el sistema.

La supervisión integrada garantiza que todos los sistemas funcionan correctamente y alerta a los operadores por correo electrónico o mensaje de texto en cuanto no lo hacen. Los informes de fallos se envían a los técnicos en tiempo real, para que puedan localizar rápidamente el problema y empezar a solucionarlo.

¿Cómo se llama el administrador de un edificio?

Un superintendente del edificio o supervisor del edificio (a menudo abreviado como super) es un término utilizado en los Estados Unidos y Canadá para referirse a un gerente responsable de la reparación y el mantenimiento en un edificio residencial.

¿Qué controla un BMS?

Sistemas de gestión de edificios

Un BMS monitoriza, supervisa, controla e informa sobre los sistemas tecnológicos de los edificios inteligentes. Estos sistemas pueden incluir el control de acceso, la videovigilancia, las alarmas contra incendios, el control de la climatización, la iluminación programable y la gestión de la energía eléctrica.

¿Qué significa la construcción de la gestión?

Un sistema de gestión de edificios (BMS) es un sistema de control que puede utilizarse para supervisar y gestionar los servicios mecánicos, eléctricos y electromecánicos de una instalación. Dichos servicios pueden incluir energía, calefacción, ventilación, aire acondicionado, control de acceso físico, estaciones de bombeo, ascensores y luces.

Qué es la gestión de edificios

La gestión inmobiliaria es la operación, el control, el mantenimiento y la supervisión de los bienes inmuebles y la propiedad física. Esto puede incluir bienes inmuebles residenciales, comerciales y terrestres. La gestión indica la necesidad de cuidar y supervisar los bienes inmuebles, teniendo en cuenta la responsabilidad y la atención a su vida útil y su estado. Esto es muy parecido al papel de la gestión en cualquier empresa.

La gestión de la propiedad es también la gestión de los bienes personales, el equipo, las herramientas y los activos físicos de capital que se adquieren y se utilizan para construir, reparar y mantener los productos finales. La gestión de la propiedad implica los procesos, sistemas y mano de obra necesarios para gestionar el ciclo de vida de todos los bienes adquiridos, tal como se ha definido anteriormente, incluyendo la adquisición, el control, la rendición de cuentas, la responsabilidad, el mantenimiento, la utilización y la disposición.

Un propietario de una vivienda unifamiliar, un condominio o un edificio multifamiliar puede contratar los servicios de una empresa profesional de gestión de la propiedad. La empresa se encargará de anunciar la propiedad en alquiler, gestionar las consultas de los inquilinos, examinar a los solicitantes, seleccionar a los candidatos adecuados, redactar un contrato de arrendamiento y realizar una inspección de la mudanza,

Gestión de la propiedad de los cabos

Un superintendente del edificio o supervisor del edificio (a menudo abreviado como super) es un término utilizado en los Estados Unidos y Canadá para referirse a un gerente responsable de la reparación y el mantenimiento en un edificio residencial. Son el primer punto de contacto para los residentes del edificio.

Aunque es muy común en las grandes ciudades de Estados Unidos y Canadá, el título de este trabajo no se utiliza a menudo en el resto del mundo. Otros títulos comunes para este trabajo son simplemente “super”, “administrador de residentes”, “administrador de apartamentos” y “conserje”.

Los superintendentes de edificios deben ocuparse de problemas y reparaciones menores, como parchear los paneles de yeso y pintar, reparar/sustituir suelos, puertas, ventanas, etc., arreglar problemas sencillos de electricidad, fontanería y calefacción y aire acondicionado, reparar electrodomésticos, realizar el mantenimiento preventivo regular y gestionar las inspecciones periódicas y la seguridad. Para los trabajos más grandes y las reparaciones más importantes, organizan, llaman y supervisan el trabajo de los contratistas externos. Los superintendentes de edificios suelen obtener descuentos en su alquiler o alquiler gratuito más un salario a cambio de sus servicios. El importe de la compensación que reciben suele ser proporcional al tamaño del edificio[1].

Comentarios

Julian Binder es verificador de hechos, investigador e historiador. Ha recibido el Premio del Libro de Estudios Norteamericanos (2016, 2017), y tiene experiencia previa como asistente de investigación. También han trabajado como escritores y editores para varias empresas, y han publicado trabajos de estudios culturales en una revista académica.

Los administradores de fincas son contratados para encargarse de las operaciones, el mantenimiento y la administración de los alquileres de inmuebles para un propietario. Su trabajo, entre otras muchas tareas, incluye la comercialización de los alquileres y la búsqueda de inquilinos, asegurándose de que los precios de los alquileres sean competitivos y cubran los impuestos y los gastos generales, el cobro de los alquileres y el cumplimiento de las leyes de alquiler.

Sus responsabilidades exactas variarán en función del tipo de propiedad que se gestione, la cantidad que se le pague y las condiciones del contrato de gestión. Hay algunas funciones importantes que un administrador de fincas puede asumir para ayudar a los propietarios de viviendas de alquiler.

Los administradores de propiedades son personas especializadas en garantizar que el alquiler se gestione de acuerdo con las directrices del propietario, ya sean objetivos financieros o basados en proporcionar unas condiciones de vida atractivas, o ambos.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad